La historia de nuestra marca comienza con un par de jóvenes enamorados que deseaban estar juntos. Pero por sus estudios y trabajo tenían una relación a distancia. Por lo cual decidieron emprender un proyecto que les permitiera pasar tiempo juntos y dar el siguiente paso en su relación a distancia.

Buscaron varias opciones, pero ninguna les satisfacía lo suficiente para dedicar su vida de lleno.

Hasta que un día paseando por la ciudad, entraron a una galería. El joven enamorado quería hacerle un regalo sorpresa a su amada, era su aniversario de novios.

Al entrar la pareja quedó cautivada por las piezas, los diseños y la sensación de vestir una joya. Les encantaba el sentimiento que tenían dentro de ese lugar. Fue una emoción indescriptible, en ese momento fue que le  llegó la inspiración, sabían que eso era lo que les apasionaba a los dos, aunque en ese momento no se lo dijeron. Posteriormente el regreso al lugar a comprar un juego de aretes y dije que a ella le había gustado, en el camino el seguía con esta idea. Pasaba las noches pensando en cómo llevar a cabo este proyecto.

Para la semana siguiente que se verían el ya no podía contener esta idea, festejaron su aniversario y antes de regresar a su ciudad de trabajo. Él le preguntó:

¿Y si nos dedicamos a la joyería?

A lo que ella respondió.

  • No sabemos nada de joyería.

Pero el dijo.

  • Podemos aprender. ¿No tuviste una sensación dentro de aquella galería?

A lo que respondió.

  • Pensé que sólo yo lo había sentido.

Después de algunas horas platicando sobre el tema tomaron la decisión de que la joyería sería su proyecto de vida.

Después de varios meses de trabajo, ahorraron para comprar sus primeras herramientas y poner manos a la obra.

Y con esas pocas herramientas, con un gran sueño por delante y una ferviente pasión por la joyería fue que empezó hace 8 años SexynLazy.

Esos mismos valores, deseos y pasión es lo que hoy en día nos mantiene haciendo lo que nos encanta. Joyería